la guerra interna en guatemala

//<![CDATA[
if (window.showTocToggle) { var tocShowText = "mostrar"; var tocHideText = "ocultar"; showTocToggle(); }
//]]>

Inicio del movimiento [editar]

En respuesta al gobierno cada vez más autocrático del General Ydígoras Fuentes, quien asumió el poder en 1958 tras el asesinato del Coronel Castillo Armas, un grupo de oficiales militares jóvenes armó una revolución en 1960. Cuando fracasaron, varios de ellos pasaron a la clandestinidad y establecieron estrechos lazos con Cuba. Este grupo se convirtió en el núcleo de las fuerzas que organizaron la insurrección armada contra el gobierno durante los 36 años siguientes.

Reacciones del gobierno [editar]

Poco después de que asumió el gobierno el Presidente Julio César Méndez Montenegro en 1966, el ejército lanzó una importante campaña contra sublevaciones que dispersó considerablemente el movimiento guerrillero en las áreas rurales. Entonces, los guerrilleros concentraron sus ataques sobre Ciudad Guatemala, donde asesinaron a muchas figuras prominentes, incluso el embajador de los Estados Unidos, John Gordon Mein, en 1968. Entre los años 1966 y 1982, hubo una serie de gobiernos militares o dominados por los militares. Julio Cesar Mendez Montenegro llegò a un pacto con la milicia, lo que le permitió a èsta tener manos libres para acabar con la insurgencia. Se calcula entre 7 y 9 mil muertos esta primera campaña de pacificación en la zona oriental de Guatemala (Zacapa, Izabal, Jalapa.

El golpe de Estado [editar]

El 23 de marzo de 1982, tropas del ejército comandadas por un grupo de jóvenes oficiales efectuaron un golpe de Estado para impedir que asumiera el poder el General Ángel Aníbal Guevara, candidato elegido arbitrariamente por el presidente saliente y General Romeo Lucas García, y denunciaron la victoria electoral de Guevara por considerarla fraudulenta. Los líderes del golpe militar pidieron al General retirado Efraín Ríos Montt que negociara la partida de Lucas y Guevara. Ríos Montt había sido el candidato del Partido de la Democracia Cristiana en las elecciones presidenciales de 1974 y la opinión general, en su mayoría, sostenía que se le había negado su propia victoria como consecuencia de actos fraudulentos.

Ríos Montt Presidente [editar]

Ríos Montt era, para ese entonces, pastor laico de la iglesia evangelista protestante llamada “Iglesia del Mundo“. En su discurso inaugural declaró que su presidencia era producto de la voluntad de Dios. Formó una junta militar de tres miembros que anuló la Constitución de 1965, disolvió el Congreso, suspendió los partidos políticos y canceló la ley electoral. Tras unos pocos meses, Ríos Montt destituyó a sus colegas de la junta y asumió el cargo de facto de “Presidente de la República”.

Las fuerzas guerrilleras y sus aliados de izquierda denunciaron a Ríos Montt, quien procuró derrotar a los guerrilleros con acciones militares y reformas económicas, es decir con “frijoles y fusiles”, según sus propias palabras. En mayo de 1982, la Conferencia de Obispos Católicos acusó a Ríos Montt de ser responsable de la creciente militarización del país y de continuar las masacres militares de civiles. Según lo citado por el periódico New York Times el 18 de julio de 1982, el General Ríos Montt manifestó lo siguiente a un público de indígenas guatemaltecos: “Si están con nosotros, los alimentaremos; si no lo están, los mataremos“.

El gobierno comenzó a formar las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC). Teóricamente, la participación era voluntaria pero, en la práctica, muchos guatemaltecos, especialmente en la región noroeste de gran población indígena, no tuvieron más alternativa que incorporarse a las PAC o a los grupos guerrilleros. El ejército de conscriptos de Ríos Montt y las PAC reconquistaron prácticamente todo el territorio guerrillero, con lo cual disminuyó la actividad guerrillera, limitándose en gran medida a algunos operativos relámpagos. No obstante, Ríos Montt ganó esta victoria parcial a un costo enorme en materia de víctimas civiles.

La presidencia de Ríos Montt, si bien breve, fue probablemente el periodo más violento de este conflicto interno que duró 36 años y causó alrededor de 200.000 muertos, casi en su mayoría civiles indígenas desarmados. Si bien a los grupos guerrilleros de izquierda y a los escuadrones de la muerte de derecha se les acusó también de ejecuciones sumarias, de desapariciones de personas y de tortura a los no combatientes, la gran mayoría de las violaciones de derechos humanos estuvo en manos de los militares guatemaltecos y las PAC que ellos controlaban. El conflicto interno se encuentra bien detallado en los informes de la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) y de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG). La CEH estima que las fuerzas del gobierno fueron responsables del 93% de las violaciones; mientras que la ODHAG había calculado antes que eran responsables del 80%.

Derrocamiento de Ríos Montt [editar]

El 8 de agosto de 1983, Ríos Montt fue depuesto por su propio Ministro de Defensa, el General Oscar Humberto Mejía Victores, quien lo sucedió como presidente de facto de Guatemala. Mejía justificó su golpe de Estado diciendo que los “fanáticos religiosos” estaban abusando de sus cargos en el gobierno y que además había “corrupción oficial”. Murieron siete personas en el golpe, pero Ríos Montt sobrevivió y posteriormente fundó un partido político (el Frente Republicano Guatemalteco) y resultó elegido Presidente del Congreso en 1995 y 2000. En los Estados Unidos se tomó más conciencia del conflicto que se vivía en Guatemala, y de sus connotaciones étnicas, a raíz de la publicación en 1983 de “Yo, Rigoberta Menchú, una mujer indígena en Guatemala“.

El General Mejía permitió que se regresara en forma controlada a la democracia en Guatemala, a partir de la elección de una Asamblea Constituyente el 1 de julio de 1984 a efectos de redactar una Constitución democrática. El 30 de mayo de 1985, tras 9 meses de deliberaciones, la Asamblea Constituyente finalizó la redacción de una nueva Constitución que entró en vigencia de inmediato. Marco Vinicio Cerezo Arévalo, político civil y candidato presidencial del Partido Democracia Cristiana, ganó las primeras elecciones que se celebraron bajo la nueva Constitución, habiendo obtenido casi el 70% de los votos, y asumió la presidencia el 14 de enero de 1986.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: